Marc Pastor :: La mala dona (VO)

la-mala-dona¿ Nos puede hablar de su infancia y cómo llegó a la escritura de novelas policiales ?
Recuerdo con cariño haber leído la colección entera de “Alfred Hitchcock y los tres investigadores”, novelitas en las que tres muchachos ganaban un concurso y se dedicaban a resolver crímenes o sucesos paranormales en su ciudad. Había ladrones, pero también falsos fantasmas o momias desaparecidas. Esas novelas no solo hicieron volar mi imaginación, sino que durante muchos años deseé ser investigador privado para emularles. De hecho, recuerdo que por mis cumpleaños me llegaron a regalar novelas de Sherlock Holmes y compilaciones de relatos de Agatha Christie, que aún guardo con cariño.

Ya de preadolescente leí mucho a Stephen King, que me marcó definitivamente. Me hacía pasar miedo, y eso mismo quería conseguir yo: escribir algo que removiera sentimientos en los lectores.

¿ Diplomado en criminología, trabaja en la policía scientífica de la Generalitat de Cataluña; nos puede contar en qué consiste su trabajo ?
Es muy sencillo: es como el CSI, la serie de televisión, pero en capítulos algo más largos de 42 minutos.

Trabajo en homicidios, atracos y agresiones sexuales, buscando huellas, indicios y rastros del autor de los hechos en el lugar del crimen. Luego me encargo de hacer la comparación dactilar.

Además, estoy especializado en Fisonómicos y Retratos Robots. Es decir: comparo los rasgos antropométricos entre un sospechoso de un crimen y las imágenes que podamos tener de bancos, gasolineras, supermercados… Del tema de retrato robot, dibujo un retrato del agresor en agresiones sexuales u homicidios, a lápiz, para ayudar a su identificación.

¿ Cómo organizó la investigación para preparar la escritura de La mala dona ?
Básicamente trabajé a dos niveles: uno era la investigación sobre la asesina y otro sobre la época.

Acerca de Enriqueta Martí, busqué sobretodo en hemerotecas y revistas de la época. Como fue un suceso muy conocido, encontré bastante material, aunque tuve que separar el grano de la paja porque se mezclaba la información con la opinión constantemente.

Acerca de la época, de la que conocía más bien poco, me interesaba saber de qué hablaba la gente de la calle. Detesto aquellas novelas en las que un colchonero habla con un lechero sobre asuntos de política como si fuera un debate televisado. O que cualquier ambientación histórica parece un copia y pega de la Wikipedia. Necesito zambullirme en la época y olerla antes de poder escribir sobre ella. Así, entre otras cosas, encontré por ejemplo la guía de bosillo de un guardia urbano de 1912, con toda información sobre Barcelona que necesitaba cualquier transeunte.

También leí bastantes novela ambientadas en la época (La teranyina, de Jaume Cabré; La felicitat, de Lluís Antón Baulenas) y alguna que otra escrita directamente en aquellos años y que son un precedente directísimo de La mala dona (La xava, de Juli Vallmitjana).

Háblenos  del personaje principal : el inspector Moisés Corvo ; es muy entrañable.
Moisès Corvo fue creciendo poco a poco como personaje. Mi idea era recrear un cliché bastante conocido: el del antihéroe justiciero. Para mi, siempre ha sido una especie de cruce Clint de Eastwood en Harry el Sucio y en las pelis de Leone.

De hecho, la novela tiene mucho de spaghetti western, y yo quería a Moisès como un cowboy.

Moisès es un personaje muy muy agradecido de escribir. Creo que ya tiene personalidad propia, porque cuando estoy con él sus diálogos salen solos. ¡Me sorprendre hasta a mi!

Ahora lo volveremos a encontrar en la siguiente novela, Bioko, aunque mucho más joven y en otro ambiente completamente diferente: la África colonial.

EtvPastorHáblenos de ese suceso que golpeó Barcelona a principios del siglo 20.
Barcelona era una ciudad dañada a principios de siglo XX. En 1909 se produce lo que conocemos como la Setmana Trágica. Se están haciendo levas masivas hacia Marruecos, donde la juventud catalana de clase baja está muriendo como moscas en la guerra.

La población, indignada, se subleva durante una de esas levas y asalta conventos y monasterios de la ciudad. Pasean momias de monjas por las calles y ejecutan a sacerdotes.

Los sucesos duran una semana, pero son suficientes para que Barcelona sea conocida como La Rosa de Foc (La Rosa de Fuego).

Tres años más tarde, en 1912, se detiene a Enriqueta Martí. La ciudad es un polvorín, y corre el rumor que Enriqueta entrega los hijos de los pobres a los depravados de las clases más acomodadas.

Dicen que el governador silenció cualquier información sobre ella cuando se dio cuenta que la ciudad iba a estalla de nuevo. No me cabe la menor duda.

¿ Nos puede contar alguna anécdota sobre su novela La mala dona ?
Durante el proceso de documentación, me costaba entender cómo una mujer podía actuar de forma tan violenta con alguien tan indefenso como los niños.

Al mismo tiempo, tuvimos otra serial killer en Barcelona, que asesinaba ancianas. Durante dos meses, corrimos contra reloj para detenerla, y fueron unos de los días más angustiantes de mi vida.

No solo aproveché este hecho para intentar describir la frustración que siente un policia cuando investiga un caso tan terrorífico como este, sino que supe que la serial killer actual era un fiel reflejo de Enriqueta.

Como pude conocerla y mirarla a los ojos, me basé en ella para describir el personaje de la mala dona. Al fin y al cabo, eran la misma asesina, en la misma ciudad, con cien años de diferencia.

9788482649887El concierge enmascarado es muy curioso, ¿ cual será su próxima novela ?
Mi próxima novela es Bioko. Es el primer caso de Moisès Corvo, allí donde “aprende” a investigar y al mismo tiempo se da de bruces con el mundo real.

Está ambientada en África en 1887, en las colonias españolas de Guinea Ecuatorial, y tiene parte de novela negra, novela de aventuras e incluso algunas gotas de fantasía. Pero no quiero desvelar mucho…

¿ De qué manera escribe ? por la mañana, la noche, en su escritorio…
Va a rachas. Solía escribir solo de mañanas, pero eso ha cambiado esta vez.

La única constante es que necesito estar solo y despejado, delante de mi ordenador portátil. Escribir es solo la punta del iceberg de confeccionar una novela. El 80% del trabajo está en el tiempo en el que no estás escribiendo, pero sí pensando cómo acabar tal o cual escena, o con qué frase empezar un diálogo.

¿ Cuáles son sus autores preferidos ?
Como siempre es difícil de responder a esta pregunta, porque para cada género hay alguien que me gusta más o menos, diré un solo nombre:

Richard Matheson. Me gusta su talento para ser visual y su desbordante imaginación para retorcer cualquier historia. Yo, de mayor, quiero ser como él.

¿ Nos puede contar su visión de Barcelona ? los lugares que prefiere ?
He crecido en Barcelona, y evidentemente siento predilección por el casco antiguo. Ahí está condensada la historia de la ciudad, de la Barcino romana a la Barcelona actual, pasando por la medieval. No hay una esquina sin mil historias solapadas unas sobre otras.

Y si tengo que elegir un lugar, que quizá no conozcais, será el Laberinto de Horta. Algo alejado del centro, pero es un palacete de una antigua familia del XIX que ahora forma parte de la ciudad, y que tiene un laberinto en su parque. Adoro los laberintos.

Háblenos del premio Crims de tinta que tuvo ? Qué sintió al ser ganador ?
Pues se me saltaron los puntos de la alegría, porque me acababan de operar.

Y aparte de eso, una tremenda alegría. Podré ser presuntuoso, pero confiaba en ganar ese premio. Confiaba en mi novela, que lo tenía todo para llevárselo. De hecho, pude presentarla porque, cuando salieron las bases, mi esposa y mi madre dijeron: termina de escribirla, este premio es para tu novela!

Llevaba 50 páginas escritas y tenía dos meses de margen. La terminé en mes y medio. Aunque ya estaba toda en mi cabeza, por entonces.

IMGP2186¿ Cuál es la actualidad que más lo abate ? y la que lo hace sonreir ?
Estoy harto de las malas notícias económicas y de la crisis. Parece que toda nuestra vida gire alrededor del dinero. Es horroroso. En mi casa siempre me habían dicho: está feo hablar de dinero.

Y ahora parece que lo cope todo.

Lo que me hace sonreir es ver a la gente que se supera día a día. Las Olimpiadas, sin ir más lejos: ver la cara de los atletas y deportista dándolo todo en el momento clave. Cuando celebran la victoria, la emoción. Incluso los que no ganan pero están ahí, en las olimpiadas, lo que es un éxito. Me gusta.

¿ Qué opina del Festival du Roman Noir de Frontignan y del lector francés ?
Fue toda una sorpresa y me lo pasé genial. Pude conocer a un montón de autores con los que deseo mantener contacto.

Ahora en septiembre empezaré a estudiar francés, porque fue muy frustrante para mi no poder comunicarme con mis lectores. Tengo que ponre remedio a eso.

El lector francés, por lo que pude entrever, es un lecto ávido de historias frescas pero que siente algo de aversión hacia la sangre y la violencia. En ese sentido, es más cercano al alemán que al italiano o al español. Curioso, ¿no?

¿ Cuál es su película preferida ?
En busca del Arca perdida, de Steven Spielberg. Sin ningún tipo de dudas. No me canso de verla.

¿ y la música preferida ?
Eels. Mark Oliver Everett escribe y compone de una manera que siempre me toca la fibra. Siempre.

¿ Cuál sería su última palabra para ésta entrevista ?
Seguid leyendo y ¡gracias!